Enfoque y estructura

Cuando se escribe una memoria, lo normal es preguntarse a quién le importa nuestra historia. Pero lo que realmente debemos preguntarnos en un principio no es a quién le importa, sino por qué nos importa a nosotros.
Dejemos atrás los sentimientos de presuntuosidad que puedan asaltarnos y pongámonos manos a la obra. Quitémonos los prejuicios de la cabeza; no por escribir sobre uno mismo se es más orgulloso.
Eso sí, escribamos con los pies en la tierra, porque escribir memorias no es en absoluto más fácil que escribir ficción. Cierto es que al escribir sobre nuestras vivencias no tendremos que inventar ninguna historia, pero sí estructurarla de una manera adecuada, así como seleccionar y reordenar; y, al contrario de lo que pueda parecer, esto no es para nada sencillo.

estructura

Unas memorias difieren de otras abismalmente en lo que a estructura se refiere. Las hay que adoptan técnicas de la novela, y las hay que las toman del ensayo. No es más válida una cosa que otra, cada uno es libre de decidir qué se adapta mejor a su trabajo.
Muchas memorias y autobiografías son en realidad una recopilación de ensayos o historias cortas con un tema en común que juntas forman otra historia más extensa. Es posible que, después de escribir lo que nosotros considerábamos un buen puñado de memorias breves, veamos que en realidad son pequeñas partes de un todo, y que lo que hemos hecho en realidad ha sido redactar una sola historia de gran extensión.
A veces es posible que nos encontremos con la estructura ideal conforme vayamos escribiendo, por eso debemos fijarnos bien en los patrones estilísticos que repetimos; nos serán de gran ayuda a la hora de identificar los indicios de nuestra estructura. También es aconsejable fijarse en la estructura de los libros que leamos, puesto que sacaremos de ellos muy buenas ideas aplicables a nuestras obras.
Puede que escojamos una estructura antes de ponernos a escribir y, en la práctica, nos percatemos de que no funciona tan bien como creíamos. No pasa nada, el truco está en seguir experiemientando con otras hasta dar con la fórmula perfecta. No olvidemos que escribir es reescribir.

Anuncios

¡Escribe!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: