Literatura 2.0

A estas alturas ya es un hecho conocido que internet abre muchas puertas. Lo que todavía no se tiene tan en cuenta es que las oportunidades no solo vienen de la mano de portales de empleo. Y es que, si escribes, las redes sociales y los blogs serán tu mejor carta de presentación, ya que no son pocos los editores que analizan nuestro comportamiento en la red para decidir si merece la pena dedicarle tiempo a la lectura de nuestros manuscritos. Definitivamente, la dinámica del mundo literario ha cambiado.

Por poner un ejemplo entre cientos: J.K. Rowling, la autora de la saga de Harry Potter, fue rechazada catorce veces antes de que, por fin, la editorial Bloomsbury decidiese darle una oportunidad. Pero no todos los autores son tan tenaces, por lo que bastantes deciden optar por la autopublicación mucho antes de llegar a los catorce rechazos.
Recomiendo encarecidamente la lectura del artículo de la CNN enlazado a continuación que habla de los éxitos cosechados por autores que optaron por saltarse el paso de la aprobación de las editoriales para publicar y vender a través de Amazon.

literatura-2.0

A pesar de que a las editoriales nunca les faltan manuscritos de autores deseosos de ser publicados, empiezan a ser conscientes del punto de vista del escritor medio. Por eso, los editores cada día se prestan más a participar en proyectos que se alejan de la mecánica establecida. Y es que, dada la reciente transformación del negocio literario, ya no es siempre el autor el que va en busca de alguien que le publique.

Tregolam está a punto de abrir una plataforma que dará a editoriales invitadas (todas convencionales, la autoedición no tiene cabida en el proyecto) acceso a las obras de todo autor que quiera formar parte de ella y esté dispuesto a pagar una cuota. En definitiva, se trata de una especie de red social literaria de pago que pondrá en contacto a autores con editoriales.
Otro ejemplo de red social dedicada al escritor y ya establecida es la creada por Random House Mondadori: megustaescribir.com, que cada trimestre admite obras que son valoradas por los lectores y, posteriormente, por la editorial.

Otra atractiva alternativa es la de publicar tu libro en internet utilizando PressBooks, un servicio gratuito similar a WordPress, pero orientado a libros en lugar de a blogs.
No olvidemos los casos de gente que ha logrado despertar el interés de las editoriales a raíz del éxito de sus publicaciones en internet.

Dado el caso, ¿hasta dónde estarías dispuesto a llegar para vender tu libro?

Digamos que has escrito una memoria digna de ser leída y llega el momento de lanzarla al mercado, ya sea valiéndote de la distribución que una editorial te proporciona o de tus dotes comerciales después de decidir tomar la ruta de la autopublicación.
¿Qué estás dispuesto a hacer para darla a conocer, para incrementar sus ventas?

El otro día reservé Rontel, la última novela de Sam Pink. Lo hice a través de la web de Electric Literature (la editorial) que nada más recibir mi pago me envió este e-mail:

prostitucion-literaria

Por si alguien no habla inglés, lo que viene a decir es que en San Valentín (día de su lanzamiento) recibiré una edición especial de Rontel en formato Kindle y ePub que incluirá el número de teléfono del autor. Si le mando un sms, él me responderá con otro de carácter sexual a modo de parodia tal que así:

"¡Feliz San Valentín! Estoy tocándome mientras pienso en ti... cortado por la mitad y abandonado en mitad de un bosque".

“¡Feliz San Valentín! Estoy tocándome mientras pienso en ti… cortado por la mitad y abandonado en mitad de un bosque”.

Supongo que la editorial realmente no cree que ofrecer a sus clientes potenciales la posibilidad de recibir un sms jocoso de un autor underground como Sam Pink vaya a proporcionarle más ventas. Pero sí me parece que sabía de sobra que con ello daría mucho que hablar, generando multitud de artículos que se traducirían en publicidad gratuita.
Aunque algo que en principio es tan poco llamativo como ofertar el móvil de Sam Pink (en realidad ni siquiera será el suyo, en su blog indica que la editorial le enviará un teléfono) de por sí no ayude a vender libros, sí lo hace la peculiaridad de la noticia, que al propagarse por todo internet aumenta las probabilidades de que la editorial logre llegar hasta alguien que vea más allá de lo curioso de su estrategia y acabe por interesarse en su producto.
Yo misma no supe de la existencia del autor que nos ocupa hasta que leí en el Huffington Post una de esas noticias en las que se hablaba de la posibilidad de recibir un sms suyo al hacer un preorder de su última novela; paradójicamente, la primera para Electric Literature, que hasta el momento solamente había publicado antologías. Después de echarme unas risas con el artículo, decidí indagar un poco. Acabé leyendo un fragmento de Rontel (la novela promocionada) en la web de la editorial y, como veis, aquello me llevó a reservarla. He aquí una prueba fehaciente de que el truco funciona; no sé en qué medida, pero funciona.

rontel-portada

El mes pasado me encontré de golpe con otro par de formas de promoción un tanto inusuales:

Me llamó la atención la idea de la editorial Que Vayan Ellos para conseguir más seguidores en su página de facebook y, a su vez, obviamente, incrementar las probabilidades de llegar a más usuarios interesados en solicitar sus servicios. Y es que se trata de una editorial de autoedición; tú les dices cuántos números quieres (de tu novela, memoria, poemario, o lo que se tercie) y vas pensando en cómo distribuirlos por tu cuenta, mientras ellos (previo pago) se encargan de la manufactura.
Bien, pues susodicha editorial dio con una forma bastante buena de publicitarse. Por hacer click en el botón de “Me gusta” de su página de facebook, entrabas en un sorteo. Si resultabas ganador, te editaban cincuenta libros de forma gratuita (siendo su precio en condiciones normales de cuatrocientos euros). Si publicabas la promoción en tu muro y conseguías que más gente participara (es decir, que más gente se uniera a su página, proporcionando más visibilidad a la empresa) tenías más papeletas para resultar agraciado en el sorteo. Y a nivel promocional les fue bastante bien, porque a cambio de esos cincuenta ejemplares gratuitos para el ganador, consiguieron repartir cerca de mil doscientas papeletas, lo cual viene a indicar que gracias al sorteo, la página de la editorial creció notablemente en número de seguidores.

Precisamente a través de un hilo de comentarios en el facebook de la página de esta editorial descubrí a Sergio, autor de la trilogía Soy Un Gusano. A él la crisis, lejos de frenarlo, lo empujó a perseguir sus sueños. Apostó por la escritura autopublicando y lanzándose a la calle para vender su obra de puerta en puerta. Ya lleva unos dos mil ejemplares colocados.

Ya ves que en el cada vez más competitivo mundo de la literatura, el límite a la hora de promocionarse lo pone uno mismo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.