La influencia de la vida de un autor en sus trabajos de ficción

Un buen ejemplo de autora que se basa en sus vivencias a la hora de escribir ficción es la francesa Virginie Despentes, que alcanzó su fama cuando su novela Baise-moi (traducida como Fóllame en España y como Viólame en Latinoamérica) fue adaptada al cine con ella como co-directora, un sinfin de polémicas y un resultado no demasiado óptimo, todo hay que decirlo.

virginie-despentes

En los libros de ficción de Virginie queda claramente patente lo que la marcó en la vida real, como el sentimiento de marginalidad y odio que despierta la prostitución en Fóllame o el sórdido submundo de los peep shows en Perras Sabias. Y es que Despentes, antes de convertirse en escritora, fue prostituta y bailarina en un peep show.
En el 2006, después de haber publicado tres obras de ficción, apostó por un libro que mezcla autobiografía y ensayo: Teoría King Kong (editado en España por Melusina), en el que hablaba, una vez más, de la prostitución y de la violación; pero también de la relación entre el hombre y la mujer, de los iconos femeninos impuestos, etc. Y lo hace invitando a la reflexión.

Otro ejemplo (bastante más light) de autora que crea inspirándose en sus propias vivencias y en las de sus allegados es Lena Dunham, que tan de moda está ahora gracias a la serie que dirige y protagoniza: Girls, cuyos episodios se centran en las idas y venidas de cuatro veinteañeras de Nueva York que luchan por salir adelante y aclararse con respecto a lo que quieren hacer con sus vidas, fracasando estrepitósamente en el intento.
El gran éxito de Girls demuestra que el público necesita material con el que identificarse. Antes de que esta serie se emitiese, había un nicho aclamando ser ocupado. La gente estaba ya harta del universo de fantasía de series como Sexo en Nueva York (de hecho, muchos califican Girls como una versión realista de esta) y Lena supo ver el filón, así que se puso a escribir sobre lo que conocía y la audiencia la recibió con los brazos abiertos.

A finales del año pasado firmó un contrato con Random House para publicar su primer libro, un ensayo autobiográfico en el que actualmente se encuentra trabajando que llevará por título Not That Kind of Girl: A Young Woman Tells You What She’s Learned (No soy una chica de ese tipo: Una mujer joven te cuenta lo que ha aprendido).

Por si alguien habla (o por lo menos entiende) el inglés, cierro el post con una entrevista en la que cuenta lo que le supone escribir sobre lo que le ocurre:

“Si escribo sobre alguna interacción que hayamos tenido posiblemente te enfadarás, pero no me importa, porque mi trabajo es más importante que conocerte”. Ciertamente suena mal, pero cuando escribimos memorias, el egoismo definitivamente es un factor a tener en cuenta.  Siempre hay que pararse a pensar si merece la pena sacrificar ciertas relaciones en pos de nuestra historia.

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.