Falsos mitos y claves esenciales

Falsos mitos:

No necesitas ser una celebridad para escribir una memoria, ni siquiera necesitas que te haya pasado algo extremadamente peculiar. Lo único imprescindible es saber identificar una etapa concreta de tu vida (si contases toda tu vida sería una autobiografía) durante la cual te ocurriese algo significativo que te convirtiera en alguien único. Basta con que te preguntes cuál es tu elemento diferenciador, qué es lo que hace que destaques entre los demás. Encuentra ese elemento y explótalo.
Otra cosa es que conseguir que una editorial publique tu memoria sin ser famoso sea más o menos difícil. La clave suele estar en la temática. Si escribes sobre un tema que esté en auge, que por lo general interese… algo sobre lo que se hable habitualmente, entonces tendrás más posibilidades de verlo publicado.

Existe el temor de que si escribimos una memoria nuestra carrera literaria se habrá acabado, pero no tiene por qué ser así. Si hemos sabido crear una obra a partir de una etapa de nuestra vida, probablemente tendremos la capacidad de hacerlo sobre otras. Aparte, dado que en la escritura de memorias se utilizan técnicas que convencionalmente se usan para escribir ficción, cabe esperar que alguien que ha escrito una buena memoria pueda escribir una buena novela.

falsos-mitos-memorias

Claves esenciales:

Si tienes que escribir sobre alguien que te la jugó en el pasado, procura mostrar también las cualidades de esa persona, porque la audiencia merece personajes multidimensionales. Y, por favor, elimina el chip de la venganza. Cuenta lo malo siempre que sea necesario, pero hazlo de manera profesional. En lugar de expresar tu opinión sobre los demás, describe cómo actuaron para que el lector pueda sacar sus propias conclusiones. No te limites a contar lo que pasó, múestralo con escenas.

Si escribes un conjunto de ensayos, asegúrate de que están relacionados de alguna forma, de que comparten un asunto en común.

No te inventes cosas. Puedes modificar mínimamente fechas, lugares, conversaciones… para que la historia funcione mejor, pero sé fiel a los hechos a los que haces referencia.

Blog de WordPress.com.